Contacto

Contacta con nosotros




TECLife: Harry Potter y la reina decapitada. Conociendo todos los secretos de Edimburgo


concurso-edimburgo


Por Anabel Martínez Hernández, monitora de TEC Idiomas en Edimburgo

Nos queda una semanita solo aquí y ya se están escuchando voces de “no me quiero ir”, ¡eso es siempre buena señal!

Martes: mazmorras de Edimburgo y concurso cultural

¡Menudo subidón de adrenalina! A primera hora hemos ido a la famosa atracción Edinburgh Dungeons (las mazmorras de Edimburgo).

Es una atracción de terror y humor subterránea con salas recreando las historias más famosas de Edimburgo. Sus personajes más famosos como La Peste, la caza de brujas y la tortura, el caníbal Sawney Bean, o la Reina María I de Escocia (Mary Queen of Scots) nos hicieron vivir la historia desde otra perspectiva y nos dieron algún que otro susto, ¡qué tensión! Los chicos salieron de allí a carcajada limpia, ¡qué bien lo pasaron! Seguro que cuando os hagan de guía turística no se dejan este rinconcito por visitar de nuevo.

Por la tarde tocaba comprobar que los chicos están prestando atención a las explicaciones en las excursiones y en las clases: tuvimos un concurso con todos los alumnos en la escuela.

Estaban todos muy atentos. Los nuestros quedaron en muy buenas posiciones: well done! Todas las preguntas eran de temas culturales, como por ejemplo “¿cuál es el animal nacional de Escocia?” o “¿qué escritor escocés escribió La Isla del Tesoro?”

[gallery link="file" ids="3007,3008,3009"]

 

 

Miércoles: visita al palacio de la reina decapitada

¡No os vais a creer dónde hemos estado! En el lugar de nacimiento de una de las reinas más famosas de la historia escocesa: Mary Queen of Scots.

Para aquellos a los que quizás el nombre no les suene demasiado, Mary Queen of Scots fue una reina católica famosa por ser decapitada por otro monarca: su prima Elizabeth I por supuestamente conspirar en contra de la corona inglesa.

A primera hora ha venido un bus privado a recogernos para llevarnos hasta el palacio de Linlithgow donde hemos podido explorar los pasillos por los que sirvientes y realeza se desplazaban.

La estructura del palacio está en muy buenas condiciones, solo falta el suelo y el techo que divide las plantas y el tejado. Desafortunadamente estos últimos eran de madera y se perdieron en un incendio. Los aposentos del rey estaban bajo de los de la reina y, a diferencia de los de la reina, el rey tenía su propio “baño” (lo pongo entre comillas porque ya os podéis imaginar qué tipo de letrinas tenían en la época) y además escaleras con acceso directo a la parte de la bodega donde se almacenaba el mejor vino que solo podía beber el rey y a quien él ofreciera.

Aquí os dejo un dato muy interesante de los palacios y castillos de Escocia que fueron construidos en la misma época para que os fijéis cuando vengáis: las ventanas son de medidas estándares. Os preguntaréis por qué, y es que el cristal era caro hasta para la monarquía, así que cuando cambiaban de residencia, se llevaban consigo las ventanas. Curioso, ¿verdad?

Después de realizar la tarea que nos habían pedido los monitores de la escuela, hemos querido disfrutar de unos minutos de rallos de sol. Y de vuelta al colegio hemos hecho una parada para ver uno de los puentes más importantes de Edimburgo y una obra maestra de ingeniería: South Queensferry.

[gallery columns="5" link="file" ids="3010,3011,3012,3013,3014"]

 

Jueves: Tour en la Royal Mile

A estas alturas del viaje nos conocemos Edimburgo como la palma de la mano, pero siempre tiene rincones esperando a ser descubiertos e historietas por ser contadas.

Nuestras monitoras de hoy, Lindsay y Sally Mae, nos han llevado por la Royal Mile desvelándonos más secretos de Edimburgo. Nos han acompañado hasta el cementerio más tenebroso pero a la vez tranquilo del centro de la ciudad: Greyfriars Kirkyard.

Allí nos han contado que J.K. Rowling solía pasear por allí para inspirarse a la hora de escribir Harry Potter y vimos la tumba de “Thomas Riddle” (Voldemort) y de “McGonagall”.

Rowling empezó a escribir La Piedra Filosofal desde la cafetería The Elephant House con vistas al cementerio y a un colegio, George Heriot School, fundado para ofrecer educación gratuita y de calidad a los niños huérfanos y en el que está inspirado Hogwarts.

A primera vista quizás no os recuerde a nada porque en las películas es muy diferente, pero y si os dijéramos que el colegio se divide en cuatro casas: Lauriston (caracterizada por el color verde), Greyfriars (blanco), Raeburn (rojo) y Castle (azul). ¿Os recuerdan Slytherin, Hufflepuff, Gryffindor y Ravenclaw?

Además, durante el año académico, las casas pueden ir ganando puntos, por el rendimiento académico entre otras cosas; igualito que en Harry Potter.

 

[gallery columns="1" link="file" ids="3017"]

 

Jueves: perfeccionando los pasos del Ceilidh

Por la tarde, después de cenar, teníamos la actividad de baile escocés (ceilidh, pronunciado “keili”).

¡Lo han dado todo! ¡¡Bravoooo!! Un señor vestido de escocés nos iba explicando lo que teníamos que hacer y nos iba guiando. ¡Se lo han pasado en grande! Cuando lleguen a casa que os enseñen algún trocito de baile, son súper divertidos.

 

[gallery columns="2" link="file" ids="3021,3022"]

 

Viernes: Museo Nacional de Escocia

Hoy hemos ido al museo nacional, y para hacer más amena la visita, tenían que encontrar un personaje histórico y rellenar una ficha acerca de él/ella con preguntas del tipo “¿por qué era famoso/a?” y que tuvieran que pensar y leer un poquito.

Una vez realizaran la tarea y les contaran en inglés a los monitores nativos lo que habían escrito para que les dieran el visto bueno, tenían tiempo libre para ir a la parte de industria, ciencia e ingeniería del museo que era más interactiva y menos tradicional en la que han pasado un par de horas trasteándolo todo y toqueteando botones para ver qué hacía cada cosa.

 

[gallery link="file" ids="3023,3024,3025"]

 

Sábado: Kelvingrove y Glasgow

Hoy nos dirigíamos a la segunda ciudad más importante de Escocia: Glasgow. Allí hemos podido ver uno de los museos más fascinantes del país.

¡Una curiosidad sobre Kelvingrove Museum es que dicen que está construido al revés!  Tras la visita al museo y la actividad que nos habían propuesto nuestros líderes Fiona y John, hemos hecho un pequeño tour por la ciudad en bus y después hemos tenido tiempo para comprar en la calle principal de la ciudad más grande de Escocia.

¡Unos cuantos han cargado! ¡Qué contentas se han puesto algunas al ver que habían podido encontrar las zapatillas que llevaban tanto tiempo buscando! Y es que eso es Glasgow: una ciudad con mucha variedad.

[gallery link="file" ids="3026,3027,3028"]  

Categories: TEC Life 

Tags:  








Comenta:

En este sitio se usan cookies para ofrecer una experiencia más personalizada. Más Información
¿consiente usar cookies?