Financia tus cursos de idiomas en el extranjero
Saber más
Contacto

Contacta con nosotros




5 claves para entender el humor británico y no parecer un ‘dummy’


Claves para entender el humor británico


El humor británico es una de las características que mejor definen el carácter inglés. Si vives en Gran Bretaña o estás pensando en viajar para aprender inglés a Inglaterra, te encontrarás en situaciones en las que entender el humor británico te serán de gran ayuda para no parecer fuera de lugar.

Los tres pilares del humor británico son la autocrítica, el sarcasmo y el chiste encubierto. No es común encontrarte con un británico que exagera sus bromas y las ríe a carcajadas, sino que más bien es habitual que bromeen con pose seria, ocultando una sutil sonrisa de medio lado. El humor es el reflejo de toda sociedad y una gran ayuda a la hora de relacionarnos. Por eso, aprender a detectarlo, será tu secreto para convertirte en uno más.

Sabemos que no es sencillo, por eso te damos las claves para que lo entiendas. Aquí tienes nuestra guía; Humor Británico para Dummies.

1.Ríete de todo, pero empieza por ti mismo

Un británico es un auténtico experto en reírse de sí mismo. En el humor inglés el ego no forma parte del vocabulario.

Las situaciones incómodas, la torpeza y los momentos embarazosos son la perfecta excusa para la autocrítica. Un inglés con sentido del humor resaltará sus fallos con gracia y será capaz de tratar el aspecto más absurdo de su carácter, su vida o su entorno con una normalidad pasmosa. ¿Te acuerdas de Mr. Bean? Pues es el ejemplo perfecto.

2.Are you kidding me?

Otra característica decisiva del humor británico es la delgada línea que separa la broma de lo serio. Si no tienes un buen dominio del humor inglés, será muy difícil que sepas distinguir si alguien está bromeando o está diciendo algo totalmente en serio.

El sarcasmo, la ironía y la broma encubierta son los recursos más utilizados en el humor británico. Si el sarcasmo ya es complicado de captar en tu propio idioma, en inglés es casi imperceptible; sobre todo porque los ingleses no tienden a exagerar sus bromas para hacerlas evidentes como podemos hacer nosotros sino que se divierten escondiendo sus ganas de soltar una sonora carcajada.

3.Tómate en serio sólo lo estrictamente necesario

El humor británico suele utilizarse en confianza como una especie de lucha de poder. En una conversación entre amigos, los ‘zascas ‘encubiertos son el entretenimiento estrella. Pero siempre con mucho amor.

Si te encuentras en una situación así, no te preocupes; por lo general estarán intentando quedarse contigo pero en el buen sentido de la expresión. Todos tenemos el concepto de que un inglés es educado ante todo y es verdad, pero si te coge cariño y le caes en gracia lo primero que hará es meterse contigo con ironía y sin intención de ofenderte.

4.El humor está en el aire

Si los ingleses fueran a un concierto de Fangoria sería muy pero que muy fans de la canción No quiero más dramas en mi vida, ya que les define casi a la perfección.

Un inglés se ríe de todo, incluso en los peores momentos. Se suele decir que recurren a la risa como terapia y les funciona, por eso la mala suerte y los fracasos son también temas habituales en la comedia británica.

5.Todo lo que necesitas es inglés

Los trucos para captar si un inglés está de broma o no se aprenden con la práctica y conviviendo con la lengua pero si de una cosa estamos seguros es de que el humor es un indicador infalible del nivel de idioma de una persona. Si vas al cine a ver una comedia y cuando todos se ríen tú no captas la razón, es mejor que refuerces tu aprendizaje de inglés.

Para sentirte cómodo en una conversación plagada de bromas, ironía y juegos de poder, tu nivel de inglés tiene que ser medio.

 

Pon en práctica todo lo que has aprendido sobre el humor británico en tu próximo curso de inglés en el extranjero.

Categories: Viajes y Cultura 

Tags:  








Comenta:

En este sitio se usan cookies para ofrecer una experiencia más personalizada. Más Información
¿consiente usar cookies?